Todos somos creativos. Yael Vázquez Yela

Darnos un espacio para usar la expresión artística es como re-enchufarse a la vida cuando se deja el juicio a un lado.

Todos somos creativos.

‘Creatividad’ es una palabra a la que se le ha dado mucho peso. Viene de la palabra ‘crear’, que según una de las acepciones del DRAE es “producir algo de la nada”. Al leer esto, se me viene a la cabeza la religión, y cómo se ha usado la palabra “creador” para hablar de dios.

¿Será por eso que mucha gente piensa que la creatividad es sólo para unos pocos?

Aunque muchas personas no lo crean, la creatividad es inherente al ser humano; todas las personas somos capaces de crear algo nuevo. Puede tratarse de algo artístico, y también puede ocurrir en pequeños actos del día a día.

Siempre que nos movemos desde el modo automático —salgo de mi casa, monto en el metro, llego a mi trabajo, me preparo un café…—, nos movemos sin creatividad. No estamos haciendo cambios, y no pasa nada, la rutina a veces es necesaria e inevitable. Pero eso no significa que no se pueda introducir alguna acción creativa de vez en cuando.

Un acto creativo es cualquier decisión nueva, no hace falta que sea un cambio que le dé a la vida un giro de 180º, sino pararse un momento y tomar una decisión de forma consciente. De hecho, un acto creativo puede ser algo tan simple como preparar una comida que no habías hecho nunca, o ir al trabajo por un camino diferente.

La Creatividad y el Arte.

Además de estas acciones creativas del día a día, está el arte. Sólo hay que ver a los niños y niñas pintando para entender que la creatividad está ahí desde el inicio. Simplemente, en muchos casos, ha sido sepultada por el paso del tiempo y el juicio. ¡Es momento de desenterrarla!

Darnos un espacio para usar la expresión artística es como re-enchufarse a la vida cuando se deja el juicio a un lado. Explorar con colores, texturas, e imágenes es, de alguna manera conectarse con el presente, o por lo menos así lo es para mí.

Son muchas las personas que temen empezar un proceso arte-terapéutico porque piensan que no son creativas, porque dicen no saber pintar, dibujar, hacer fotos, o esculturas. Sin embargo, no hace falta saber técnicamente como hacer nada, sino explorar. Ahí es donde reside la creatividad.

Una aportación de Yael Vázquez Yela, observadora del grupo de formación de Máster de Escuela Hephaisto en Madrid. 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest