Arteterapia y Feminidad. Ana Barrera y Pilar Jiménez.

Gracias a la arteterapia, nosotras hemos encontrado un medio propio para abordar y expresar los sentimientos que surgen de estas circunstancias. Hemos podido trabajar en nuestra no maternidad desde la emoción, alejándonos del juicio que emite una sociedad en la que se nos impone ser madres como modo natural de vida estructurada.

Fotografía para el alma. Luisa Cuesta.

Nuestro cerebro está habituado a este lenguaje, por lo que cabe pensar que, también podemos utilizar la fotografía como herramienta para el bienestar y el crecimiento de las personas, de forma aislada o acompañado de otras formas de expresión corporal y creativa.