Para qué estudiar Arteterapia Gestalt.

Testimonios de ex-alumnas/os.

En los próximos días en la Escuela de Arteterapia Gestalt Hephaisto abren las puertas a la sala virtual para dar a conocer la formación que ofrecen.

Hay dos convocatorias y me animo a escribir para dar mi testimonio, porque es tanto lo que estos tres años me brindaron, que me encantaría que más personas lo pudieran vivir.

No son solo tres años, porque ahora tengo una herramienta de autoconocimiento con la que me acompaño y sigo aprendiendo, creciendo…

Para mí la formación en arteterapia gestalt ha sido liberación personal, en un sentido muy literal y profundo.

He puesto consciencia en mis sombras, y también en mis luces.

A menudo tiendo a pensar más en las sombras, lo que me falta, lo que quiero mejorar… con el tiempo he vivido de cerca que a más sombra más luz, y qué bien ver mis luces!, y al revés, a más luz, más sombra. 

Así he ido ampliando mi yo interno, como si al principio ocupara un circulo muy pequeño y se ha ido ensanchando, y así también mis pensamientos, acciones, experiencias.

Me siento más libre y más responsable de mis actos, menos víctima de las situaciones, y sobretodo mucho más flexible, algo que anhelaba mucho.

Siento que mi proceso es un acto de rebeldía, de resistencia, en un entorno donde lo fácil y cómodo se sobrevalora, donde se promociona el seguir las masas.

Es rebelde entrar en contacto con mi propio cuerpo, mis emociones, sentir qué quiero realmente y dirigir mis pasos hacia allí.

Es rebelde atreverme a decir no y a decir sí cuando así lo siento.

Es rebelde valorar el conflicto como fuente de aprendizaje.

Somos ya muchas personas en este proceso y deseo que seamos más, y más, y más. Por esto me dedico al arteterapia gestalt.

Y por esto deseo que si te resuena, te animes a venir a conocernos. 

Núria B. para Hephaisto. 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest